Aplicación intravaginal

Gracias al potente efecto germicida del ozono, esta terapia es altamente eficaz en el tratamiento de cérvico-vaginitis, o enfermedad inflamatoria pélvica, causadas por cualquier microorganismo (bacterias, virus, parásitos y hongos). Consiste en la colocación de ozono a través de una sonda vía vaginal.