Insuflación rectal

Es una de nuestras terapias más utilizadas y recomendadas gracias a sus múltiples ventajas, ya que su efecto no solo es local, sino también sistémico; a este nivel, el ozono es altamente absorbido por la mucosa intestinal. Es una técnica no invasiva, la cual se realiza pasando el ozono lentamente, a través de una sonda, vía rectal.

Ideal para tratamiento de padecimientos intestinales como gastritis, colitis, hemorroides, fístulas anales, parasitosis etc. También se utiliza como coadyuvante en el tratamiento de padecimientos sistémicos tales como hipertensión arterial sistémica, diabetes mellitus tipo 2, cáncer, hepatitis, artritis reumatoide, etc.