¡Mide lo que comes!

No, no nos referimos a que lleves cuenta de cuántas calorías tiene la tasa de café, la tostada o el jugo que desayunaste. Ni mucho menos que veas una tabla de índice glucémico para ver si puedes o no comer nopales.

anota todo lo que comes, TODO!!

Nos referimos a que lleves una cuenta CONSCIENTE de CUANTAS tasas de café tomas al día, CUANTAS galletas comiste junto con el café, CUANTAS latas de refresco tomaste.

Es para muchos de nosotros un verdadero reto llevar una cuenta de las veces que llevamos a nuestra boca un dulce de los que se regalan en las recepciones en los consultorios médicos, de las galletas que le robamos a los compañeros de la oficina, de los dulces que aceptamos al terminar nuestra comida y "refrescar el aliento".

Y las cosas se complican aun más en el super: ¿Nos detuvimos con la demostradora de lácteos a comer uno o dos pedazos de queso? ¿jamón? ¿bebida de soya -muy rica en azucares adicionados-? ¿bebida con lacto bacilos?

Aun en nuestros alimentos diarios, ¿agregamos azúcar al cereal? ¿usamos leche descremada? ¿pedimos arroz con huevo? ¿pedimos agua dulce? ¿refresco?

La mayoría de nosotros NO podemos acordar ni de lo que ingerimos en cada uno de los alimentos principales, PERO, llevar cuenta de ello, nos ayudará a entender porqué aun estando "a dieta", no logramos perder peso.

Trata de recordar TODO, pero absolutamente TODO lo que comiste en las últimas 24 horas. Haz una lista y conforme recuerdes una nueva cosa, ¡agréguela!

¿Listo? Ahora separa los alimentos que "había olvidado" en el primer intento de hacer memoria -no hagas trampa!!-, todos los alimentos que fueron agregandos, seguramente los ingieres de modo tan regular, que lo haz hecho inconscientemente, durante al menos 3 meses, es decir, 12 semanas, o 90 días, o 180 alimentos.

Cinta metrica con tenedor

¿Es una tarea imposible estar atento a lo que comemos? No, incluso, con el tiempo podremos llevar cuenta hasta de las porciones que hemos ingerido de frutas, cereales, verduras, proteínas, etc. Llegaremos a cada alimento con una idea clara de qué debemos comer, y cuánto.

¡Comienza hoy! Y recupera el control de lo que comes, recupera tu peso, SIN pasar hambre 

Mi experiencia:

No soy una persona que salga a comprar galletas, refresco o café a la esquina, pero sí ERA de los que aceptaba todo tipo de chuchulucos que me ofrecían mis compañeros de oficina. Igualmente, me resultaba irresistible ir a preparar un café con las personas que más me entendía y de modo inconsciente, jalaba o aceptaba una galleta. El resultado: 6 tasas de café y al menos otras tantas galletas. DIARIO!! Ahora agreguemos el azúcar y la crema en polvo.

Preparar un te (sin azúcar) y aprender a decir no a las galletas, donas, roles, etc. etc. etc. redituarán en un par de kilos menos en solo unos meses!!