Somos lo que comemos, Tip

8. Ingiere más lácteos bajos en grasa, estos alimentos ayudan a eliminar la grasa del resto de los alimentos.

Chica comiendo yogurt

Si te recomiendan eliminar los lácteos para bajar de peso, asegúrate que quien te lo indique sea un nutriólogo o bariatra, de otra manera, quizá estés yendo en sentido contrario.

Todo indica que el calcio que contiene la leche (y que NO es lo mismo que ingerir el calcio en tabletas), inhibe parcialmente la digestión de la grasa ingerida en los alimentos, llevando a una disminución paulatina de talla y peso.

Plato de yogurt con frutos rojos

El efecto se ve principalmente en el caso de el yogur bajo en grasa, pero es igualmente válido en la leche, jocoque, requesón, queso panela, queso cottage y demás productos lácteos considerados "bajos en grasa".

Si este beneficio no te termina de convencer, que tal si agregamos:
- Es una gran fuente de calcio, pues el calcio presente en el yogur se ha disuelto en el ácido láctico, haciéndose así más absorbible para nuestro sistema digestivo y para su fácil paso posterior a todo nuestro cuerpo..
- Reduce los valores de colesterol sanguíneo: diferentes estudios (y no solo el que se indica en el video de referencia) demuestran que el consumo de yogur desnatado baja los niveles de colesterol en sangre.
- Generar tolerancia a la lactosa, pues contiene bacterias ácido lácteas y estas a su vez contienen lactasa (enzima que digiere la lactosa).
- Previene y mejora los síntomas de diarrea pues ayuda a reestablecer la flora bacteriana intestinal sana
- Fortalece nuestro sistema inmunológico ayudándolo a defenderse contra las infecciones.
- Tiene efecto preventivo ante el cáncer de colon.

Si no eres muy fan del yogur, intenta mezclarlo con alguna de las frutas de tu preferencia, Si le falta dulce, opta siempre por endulzarlo con miel.

Mi experiencia:

El yogur es un alimento que acostumbro consumir desde niño, pero admito que en las temporadas en las que he dejado de consumirlo, mi digestión y mi sistema digestivo era más sensible a irritarse, inflamarse, enfermarse. Así que ahora que descubro esta ventaja, lo he agregado conscientemente a mi lista de mandado semanal

Cuando me aburro de algunos sabores, procuro mezclarlo con fruta, mermelada, o bien, agrego leche y lo uso como base para una rica malteada!