Si recuerdas el post anterior ¿A dieta por primera vez?, la primer pregunta que había que responder  para iniciar un plan de dieta era el más obvia ¿Quién se va a poner a dieta? y la respuesta que más veces desatendemos es "YO".

Una dieta adecuada para cada quien

¿No es obvio? Quizá para algunas personas lo sea, pero otras no tanto. Justo ahora, si sigues leyendo, estas siguiendo "indicaciones generales", pero las dietas como las personas hay una adecuada para cada quien.

¿No me van a servir esta información? Por el contrario, lo que queremos es ayudarte a evitar cometer los errores que la mayoría cometen y que sepas como corregirlos a tiempo para que alcances todos y cada uno de los objetivos que te propones. 

El segundo error más frecuentemente cometido por las personas es querer copiar la dieta de otra... incluso si fuere la dieta de su hermano gemelo idéntico, la dieta de uno NO necesariamente es adecuada para el otro.

Una dieta debe planearse y ajustarse principalmente por:

  • Sexo: Los hombres tienen más masa muscular que las mujeres
  • Actividades diarias: Los requerimientos de un estudiante son muy diferentes a los de un oficinista, igualmente diferentes lo serán si una persona es atleta y del deporte que practique, la alimentación de un maratonista es muy diferente al de una persona que practica fisicoconstructivismo.
  • Edad: Un adolescente requiere nutrientes que ayuden a un desarrollo pleno de su organismo y son diferentes a los que requiere una persona de edad media o un adulto mayor.
  • Complexión: Una persona delgada que quiere aumentar su masa muscular tendrá una dieta muy diferente a la de una persona obesa que quiere disminuir de talla.

Otras consideraciones que se pueden presentar como:

  • Embarazo y/o lactancia
  • Recuperación de una enfermedad y/o cirugía
  • Alergias (¿tienes idea de cuántos alimentos contienen gluten?)
  • Variación en las actividades, como un deportista que está por comenzar la temporada de competencia o está "solo" en entrenamiento, un estudiante que va a iniciar sus vacaciones o regresa a clases.
  • Antecedentes culturales, sí, quizá no lo puedas creer, pero no es lo mismo hacer una dieta kosher que una dieta vegetariana.

En todos los casos, lo que queremos que entiendas es que NO debes copiar la dieta de tu amig@, conocid@, herman@ (aun que sea tu gemel@ identic@). Si vas a hacer una dieta, lo mejor es asistir con un especialista como los que tenemos en Clinique d'Ozono. Un nutriologo o un bariatra.

Si ya intentaste todas las dietas y ninguna te ha servido... no es tu culpa, es simplemente que la dieta que seguiste no está diseñada para tí!

¿Quieres saber que otros errores cometemos al hacer dieta? Te esperamos en el siguiente post, donde hablaremos de porqué casi siempre que iniciamos nuestra dieta, tendemos a subir de peso.